Cementerio de soldados alemanes en España

Estos días, con el 70 aniversario del desembarco de Normandia, como se conoce a la Operación Neptune, se ha hablado mucho de héroes, soldados jóvenes, y fallecimientos. Todos hemos visto en algún sitio los cementerios norteamericanos de los militares fallecidos en la Segunda Guerra Mundial, y de especial énfasis en estos días ha sido el cementerio norteamericano de la playa de Omaha, que fue donde más fallecidos hubo en los desembarcos.

Sin embargo, al igual que todos los militares norteamericanos e ingleses lucharon por la libertad, no todos los militares alemanes eran nacionalsocialistas hasta la médula, algunos no estaban de acuerdo con ello. Simplemente, aunque ahora nos cueste verlo así, fueron unos jóvenes que les tocó vivir una época en la que en su país tuvo un abominable régimen dictatorial. Todos cumplían órdenes y su fin como ser humano era vivir lo máximo posible.

A lo mejor alguien ha oído algo del cementerio militar de La Cambe, que se encuentra a unos pocos kilómetros al suroeste de la playa de Omaha. Allí descansan los soldados alemanes que opusieron resistencia al desembarco. Pero quizá, poca gente sepa que en España también existe un cementerio de soldados alemanes, mucho más modesto que La Cambe. Este cementerio tiene 180 lápidas de soldados alemanes que combatieron durante la Primera y Segunda Guerra Mundial. Se encuentra en Cuacos de Yuste, al lado del Monasterio de Yuste, y en él se encuentran enterrados pilotos y marineros alemanes.

Cementerio aleman

En la primera cruz puede leerse “EIN UNBEKANNTER DEUTSCHER SOLDAT”, que significa un soldado alemán desconocido.

Este post está escrito porque muy poca gente se acuerda de los jóvenes alemanes que murieron por culpa de un demente maníaco. Hay que tener en cuenta que todos somos víctimas del tiempo en que vivimos.

Y tú, ¿cómo analizas la situación?

Mañana hace 70 años del inicio de la creación de nuestra Europa

En menos de 12 horas, hace 70 años, se comenzó a perfilar Europa tal y como la conocemos hoy, exceptuando Los Balcanes.

Antes del amanecer del 06 de Junio de 1944 miles de soldados aliados, fundamentalmente ingleses y norteamericanos, desembarcaron en las playas de Normandía para liberar a Europa del régimen nacionalsocialista que estaba instalado por la fuerza en el viejo continente. Horas antes miles de paracaidistas aliados ya había pisado suelo continental para ayudar a los que desembarcarían al día siguiente conquistando cabezas de puente, destruyendo vías férreas que no pudieron ser destruidas por la dura resistencia francesa e inutilizando material bélico alemán a su caso, pero sin hacer mucho ruido.

Como todos sabemos, el desembarco fue un éxito por varios motivos, pero fundamentalmente porque consiguió su objetivo, hacer que los aliados entraran en Francia para poner fin a la Segunda Guerra Mundial. Es verdad que al principio parecía que los alemanes iban a ser capaces de expulsar a conquistadores, pero gracias al poder aéreo, al naval y a aquellos valientes soldados que desembarcaron, los aliados fueron capaces de consolidar su posición y progresar hasta Berlín unos meses más tarde, aunque no fue un paseo militar.

En mi opinión, los actuales europeos debemos agradecer estos actos heroicos de aquellos soldados que vinieron a liberar Europa. Eran chicos de 19 años más o menos, que en muchos casos no cumplieron ninguno más, los que saltaron a las playas de Normandía desde lanchas de desembarco y tuvieron que correr centenas de metros desde el agua hasta el comienzo de la playa para llegar a las posiciones alemanas.

Desde aquí sirva este pequeño post para homenajear a aquellos que lucharon hace 70 en el desembarco de Normandía para establecer en Europa la democracia y los derechos humanos.

normandia-cementerios

Y tú, ¿cómo analizas la situación?